+58 286 7313393 / +58 412-6971812   cefap.ca@gmail.com
¿Qué hacer este 2019 en Venezuela para diversificar ingresos y sobrevivir al tratar de sobrevivir?

¿Qué hacer este 2019 en Venezuela para diversificar ingresos y sobrevivir al tratar de sobrevivir?

Apuntemos estratégicamente a sectores olvidados por el mercado y volvamos a ganar dinero con ello.

Muy buen día o noche tenga usted amigo lector como siempre acostumbramos a compartir con usted nuestras apreciaciones y resúmenes de nuestras constantes investigaciones, en esta oportunidad esperamos también sea de mucha ayuda en lo que está por decidir. Para los que decidimos seguir luchando dentro de nuestra patria y lidiar con lo que nos rodea, nos queda la ardua tarea de ver que vamos a hacer con nuestras vidas todos los días del mundo, por lo que creímos pertinente este artículo, espero lo disfruten.

Muchos especialistas para explicar de una forma más criolla sus teorías sobre finanzas y economía, utilizan como ejemplo que “En un pueblo donde no se produce sombreros, nadie puede practicar y convertirse en maestro sombrerero, y sin maestros sombrereros, no se pueden producir sombreros” ¿Qué quiere decir este ejemplo? En Venezuela estábamos acostumbrados a una economía pendenciera, por la cual pensábamos nunca íbamos a necesitar nunca más de nada ni de nadie, la popular frase “Está barato dame dos” “No creo que Venezuela se convierta en Cuba” y así muchas, nos indicaban que estábamos en la cima y debíamos enterarnos de la realidad.

No digo que fue el método correcto de aprender pero el problema es que desechamos tantas fuentes de ingresos hiper exitosas en nuestros últimos 60 años, que mientras otros países afilaban su hacha en constante innovación en estos mercados (y sin dejar de hacerlo por ser parte de su hábito social) nosotros solo veíamos los frutos de la renta petrolera en nuestros servicios públicos y todos los beneficios que hoy por hoy añoramos y valoramos a tal punto que sufrimos al recordarlos.

Uno de nuestros tantos errores (no con esto quiere decir que no se pueda enmendar) sin caer en términos políticos, fue carecer de un proyecto o estrategia de desarrollo para llegar a tener coordinación entre insumos y productos destinados a estimular a que sector es potencialmente competitivos logren desarrollarse en su totalidad, previniendo a que estos se deterioren en el tiempo o sean opacados por la renta petrolera, que pasó a manos de unos pocos y que hoy impacta en estos mercados a los cuales estamos haciendo mención. Dicho de otra manera, si no hay demanda por insumos, nadie los va a ofrecer, pero si nadie los ofrece, los sectores que podrían demandarlos optarán por ubicarlos en otro lugar y en el peor de los casos importar o utilizar insumos sustitutos.

Por esta razón, los agentes que buscan innovar y diversificar su manera de generar ingresos, no lo hacen de manera aleatoria, por lo que acoplar las capacidades necesarias para desarrollar una actividad nueva en el mercado, bien sea en la china, en japón o acá en Venezuela, se hace más fácil si se cuenta de antemano con una parte importante de los posibles requisitos para que el negocio pueda caminar sin inconvenientes. Es por ello que, la diversificación tiende a orientarse hacia sectores que comparten insumos y capacidades productivas con los sectores ya presentes en el mercado.

Partiendo del ejemplo anterior, esto quiere decir que será más fácil “desarrollar” la capacidad de fabricar sombreros en aquellos pueblos donde haya una buena mercería, un procesamiento exitoso de cuero, textiles varios y manufactura de primera para obtener un producto terminado de excelente calidad para el consumo regional y nacional, para que con el crecimiento del mercado, se pueda expandir a otras latitudes internacionales.

Nadie dice que esto sea fácil, porque en nuestro país se nos ha inculcado la idea de que acá ya no se puede hacer nada más que emigrar, y si, para nadie es un secreto que este gobierno no está dejando espacios a emprender nuevos negocios, para nadie es secreto que los ingresos petroleros ya no están siendo bajados a las instituciones gubernamentales encargada de la estabilidad emocional del venezolano, pero dejar todo o lo poco que se tenía, para ir a otro país a ser el mismo empleado, es solo cambiar de patrono por uno que paga más en una sociedad donde se tiene mejor acceso a la alimentación cotidiana y a algunos servicios donde son mejor administrados, en comparación a los de nuestra actual gerencia pública, nada que no se pueda reestructurar cuando sea su momento con los protagonistas oportunos, cuando toque; pero a dejar caer las esperanzas pensando que ya no se puede hacer nada más y que no hay futuro para emprender en cualquier mercado que nos propongamos, hay un trecho muy largo, porque si este país estuviera tan mal como lo pintan los medios de comunicación orquestados por el mismo gobierno, ya los políticos se hubieran inventado otro negocio porque en este ya no hay nada que exprimir, por no usar la palabra robar.

Mis respetos a los que decidieron irse buscando nuevos horizontes, ya ustedes tienen bastante con que lidiar, como para tener que leer este artículo que solo les desea que aprendan lo suficiente para cuando las cosas mejoren regresen a su tierra y acá estaremos esperando con alegría el retorno del buen hijo a su hogar, Dios los bendiga y mucha fuerza.

Seguimos con los que nos quedamos y buscamos una luz o esperanza que podamos darnos con nuestras propias herramientas, sin esperar que papá gobierno nos regale una migaja con la carnetización a cambio de fidelidad a sus decisiones en administración pública; para este sector de la población también lo filtramos a partir de este momento, por no ser de utilidad de momento para construir un país productivo.

Somos los que somos y estamos los que estamos, en este país es bien sabido que el problema económico viene a estar reflejado por una moneda que no cumple con la condición de resguardar valor y que no es sostenible en el tiempo, además de que ha perdido toda la confianza de la población, por lo que ya no estamos interesado en obtener bolívares, los negocios quieren recibir una moneda en divisa para poder verle el queso a la tostada y que no impacte su economía a pesar de los infinitas devaluaciones que sufrimos.

Es por esto que grandes sectores de la sociedad están buscando diversificar sus ingresos en alguna otra forma de pago, a tal punto de apostar en monedas digitales que la historia se ha encargado de enseñar que es el camino más inseguro para salir de la crisis, pero es mayor la desesperación que prefieren apostar por el camino del puente roto.

Esto ha creado oportunidad para la plaga infecciosa de exagerar en la tasación de precios por productos y servicios, son muchas las comparaciones de lo que cuesta un refresco de 2 lts en Miami y lo que vale en Caracas, para no caer en sectores del sur como la minería, donde sus costos se triplican y hasta más.

Ya no nos quejemos más, pasemos a materia de interés, estudiemos primero que es la hiperinflación y que elementos contempla:

Inflación muy elevada, no; que digo muy, SUUUPER ELEVADA, fuera de control a simple vista, precios de productos y servicios aumentando sin control aparte de la matraca, reducción evidente del patrimonio monetario del ciudadano y sin esperanzas de tener oportunidad de poder cambiar las cosas. Ok, vamos bien, bien mal pero no importa, la idea es buscar una solución.

Con intención de aplacar la amnesia colectiva que padecemos a diario todos como sociedad, te invito a recordar que cuando se acabó el dinero, el gobierno inició su estrategia de ensayo y error, la fórmula para acceder a precios de productos y servicios cambió a tal punto, que se convirtió en control de precios y control de cambio, y allí comenzaron todos nuestros problemas, pero por no dar su brazo a torcer, hoy vivimos lo que vivimos.

Los más optimistas al igual que los últimos 4 años anteriores opinaron en noviembre de 2.017 que esto puede prolongarse, como máximo, entre seis meses y un año, siempre y cuando se tomen los correctivos necesarios. Ahora se habla de la guerra fría de Rusia y EEUU, de que el 10 de enero de 2.019 se acaba el gobierno, y como siempre una lista interminable de incertidumbres que cuando vas a venderle un negocio a alguien, todos coinciden con la misma  excusa de años anteriores “Vamos a esperar que termine el año y en enero vemos como caminan las cosas y vemos como invertimos en eso”.

No hay manera de salir ilesos a este sistema que ya algunos nos sabemos de memoria, pero que no terminamos de buscarle la vuelta y sacarle el mejor de los provechos, la hiperinflación ya está instalada en la sociedad venezolana desde hace algunos años, y su duración va a depender de las medidas que el Gobierno decida implementar y no nos queda de otra que hacernos nuestro propio gobierno e implantar nuestras propias medidas en paralelo, porque nuestras únicas opciones son: continuar con los controles que nos condujeron a la hiperinflación, o cambiar de modelo económico para revertir la situación de una vez y para siempre. Pero, sea cual sea la decisión, el impacto de la hiperinflación será devastador tanto para el ciudadano como para el político, quienes pagarán un costo alto.

Así que mientras esperamos el desenlace de cual de las dos va a ocurrir primero y cuando, debemos llevar comida a nuestras casas y todos los días del mundo, porque no todos contamos con alguna divisa de que algún familiar o amigo nos ponga del extranjero o ya no queremos depender de un desgatado salario mínimo, es allí donde nace nuestra angustia de como iniciar este año 2.019.

Algunos profesionales coinciden con nosotros que lo primero que debemos entender es que no importa cuánto dinero tengamos en nuestras cuentas bancarias o en efectivo, porque seguro mañana valdrá mucho menos. Por tanto, bajo ningún concepto te conviene mantener esos bolívares represados, y se deben invertir.

¿Cómo, o en qué? Buena pregunta, en artículos o servicios productivos o en bienes que no se deprecien rápidamente. ¿Pero si a duras penas tengo para comer? Hay inversiones que no ameritan de mucho dinero y que no afectarán a tu presupuesto cotidiano, nosotros tenemos dos años invirtiendo en merey y nos ha ido de maravilla. Eres bienvenid@.!

¿Tienes tarjeta de crédito? Endéudate con la banca lo más que puedas y sin remordimiento, porque lo que hoy parece una deuda de amortización altísima, mañana no será nada. Pero endéudate dentro de los límites de lo razonable, ojo con eso y mucho cuidado con endeudarte en algo que no se convierta inmediatamente en efectivo (no inviertas en pasivos, invierte en activos). No lo hagas para pagar por ejemplo un viaje o por una cena de fin de semana, o un café en el centro comercial, invierte con inteligencia en activos tangibles preferiblemente.

No cometas el error de vender (y vende solo si tienes más de una por emergencia o por negocio) ninguna propiedad inmueble en bolívares, así tus intenciones sean irte del país o invertir ese dinero en algún negocio o emprendimiento, lo mejor es venderlas en divisas. Tratar de obtener ingresos (o convertir tus Bolívares) en divisas, sin importar que sea poco o mucho, intenta atesorar cuidadosamente estos ingresos en divisas y no te deshagas de ellas, salvo que sea para un imprevisto o para invertirlos en algo que pueda generarte retornos. No cometas el error de apostarle a pajaritos preñados de criptomonedas, no solo el petro es una farsa, estudia la historia de países que apostaron en estos modelos de negocios y verás la cantidad de estafas y demandas a empresas inexistentes en el mundo mercantil.

Cualquier inversión que hagas en capacitación, formación profesional y académica es importante. El conocimiento es un activo que no se deprecia. Pues, puede ayudarte a emprender en algún negocio, hacerte de conocimiento es una de las mejores inversiones en el planeta y tus sueños son plasmados en planos más factibles al éxito.

Si te dedicas a la prestación de servicios, cuida tu estructura de costos, trata de que lo hagas mensualmente y mes a mes vayas actualizando tus precios y no termines trabajando a pérdida y sin reconocimiento, cuida de que tu relación con tus clientes no decaiga, pues en estas circunstancias no puedes darte el lujo de perderlos, al contrario trata de fortalecer estos vínculos y estos te llevarán a otros clientes para beneficio de tu proyecto.

Si te dedicas a la comercialización de productos, cuida tu inventario a detalle y procura mantenerlos en alta rotación para que te generen un flujo de caja importante. Ten cuidado con los costos de reposición y evita problemas por fluctuación monetaria.

Recuerda que estas en la obligación como empresa y como persona, de ayudar a tu equipo de trabajo, este es uno de los secretos mejores guardados de los emprendedores exitosos. Si tu empresa o tu proyecto existe,esto es en gran medida gracias a tu equipo, sería genial de tu parte establecer políticas que te ayuden a proteger el salario de tu personal. Recuerda que su sueldo no es ajustado al proceso hiper inflacionario y necesitan igual ayuda y solo cuentan es contigo.

Ok, ya habiendo entregado estos consejos que repito, son muchos los especialistas que año tras año vienen aconsejando y nosotros hemos  seguido y nos han dado excelente resultados y podemos dar fe que si son factibles, hablemos de los Riesgo en inversiones agrícolas. ¿Por qué en este sector en particular? Pues, decidimos salir de nuestros escritorios, de nuestras oficinas, de nuestra cúpula acondicionada en la gerencia citadina y nos hemos adentrado a esta rama realizando alianzas con productores, viajeros y campesinos de profesión y hemos incursionado en este sector de manera muy ligada al negocio como tal, en particular la venta del grano de café artesanal, la semilla del merey y la venta del queso blanco llanero. El trabajo de campo nos ha dado excelente resultados a tal punto que seguiremos apostando a ello, puesto que mientras más difícil se pongan las cosas algunos sectores que desean tener maestros sombrereros no se detienen en su conquista diaria. Allí estaremos nosotros para satisfacer sus requerimientos.

Es importante saber que dada la naturaleza temporal de la producción de cualquier producto cosechado en cualquier parte del planeta, dependiente a la derivación de los ciclos de la naturaleza, requiere de una planificación financiera, por ser esta la que juega el papel más importante en la cadena de vida de un producto agrícola y del negocio como tal. En muchas ocasiones el proceso productivo implica realizar grandes inversiones al inicio de cualquier negocio de emprendimiento, mediando un periodo durante el cual no se registrarán ingresos. Los costos de financiación de los insumos utilizados y el capital invertido pueden tener un peso determinante en muchos emprendimientos al influir en los movimientos de fondos y problemas de caja.

El concepto de riesgo en el sector de la agricultura, se asocia habitualmente con el riesgo climático, más precisamente con la posibilidad de pérdidas físicas derivadas de fenómenos climáticos adversos que generan mermas en los volúmenes producidos ya sea por sequías, excesos de lluvias, inundaciones, vientos fuertes, tormentas tropicales, heladas, granizo, etc. En otros casos, también se asocia el riesgo con eventos originados por la naturaleza o biológicos, tales como plagas, enfermedades y otros males que siempre estarán allí

Sin embargo, la producción agrónoma se enfrenta a una variedad más amplia de factores que pueden impactar en la rentabilidad del emprendimiento, pero esto no ha sido una limitante para ganar mucho dinero si se sabe gerenciar con disciplina y profesionalismo. Nosotros en CEFAP,c.a. estamos planificando aperturar un club de inversionistas para que puedan incursionar en este creciente mercado internacional de la semilla del merey, el cual se está cotizando internacionalmente a US$27.00/kg aproximadamente.

No se, No veo como la agricultura puede ser la solución a la crisis, el hombre dejó el campo hace muchas décadas atrás y se mudó a las capitales para incursionar en el mundo gerencial. Es normal que ante un mismo esquema analítico, distintos agentes especialistas en materia de inversión desarrollarán una visión del futuro y del funcionamiento de los procesos productivos de cualquier rubro y en la mayoría de los casos no estén de acuerdo en los resultados esperados. Es por ello que dentro de un mismo rubro y con idénticas aptitudes, diferentes actores tengan una percepción desigual del riesgo y por ende, estén dispuestos a actuar ante el mismo según sus conclusiones.

Cuando nos concentramos en el sector agrícola específicamente en el sector de la semilla de merey, observamos que la toma de decisiones en las actividades involucradas con este rubro se realizaban muchas de las veces en un ambiente de incertidumbre, puesto que no había información clasificada de manera corporativa para arriesgar una suma de dinero delicada, nosotros en cefap,ca detectamos esta necesidad del mercado y sumamos a los años de experiencia que tiene nuestra familia desde hace 4 generaciones y decidimos fusionar un mercado entre lugartenientes recolectores de semilla y gerentes de comercialización a nivel regional, nacional y en miras decrecimiento internacional, para así darle tranquilidad a ambas partes de que el desarrollo del mercado se va fortaleciendo gradualmente, a tal punto de que para este 2019 estaremos realizando planificaciones para recolectar el 0,001% del mercado internacional y ponerlo en manos de grandes corporaciones a nivel nacional.

¿Qué significa esa cifra? Digamos que es dos veces más lo que le decomisaron a un sujeto apodado el Tuerto Andrade. El mercado internacional para este 2019 tiene esperado recolectar como mínimo +250.000 toneladas de semillas de merey (solo en India, el mayor productor de esta semilla) y el kilo está valorado (esto es sin cotizar permisos internacionales y muchos elementos protagonistas del mercado internacional, incluyendo aduanas portuaria) en US$ 12.00 y 14.00/kg (US$3,000,000,000.00), nosotros esperamos recolectar el 0,001% de este mercado en los siguientes 5 años, puesto que estamos iniciando conversaciones con inversionistas interesados en incursionar en el mercado internacional a modo silencioso, pero hay algunos elementos que no terminan de acoplar para hacer realidad este proyecto.

Claro, hay que aclarar que a partir del rendimiento físico de la producción valorizada por el precio de venta (precio futuro a mes de cosecha en dólares estimado a la siembra para los cultivos y precio en $/kg valuado a dólar del momento de inicio de la actividad en el caso del merey), es que se llega al Ingreso Bruto de la actividad en cuestión, se tienen que determinar algunos gastos de comercialización, embalaje y transporte que en Venezuela son bastante dependiente de la situación país y la posible matraca en carretera.

En fín se necesita de un conjunto de operaciones que conlleva recolectar más de 250 toneladas en esta cosecha, un centro de acopio, transporte ciudad/hacienda/ciudad, y una serie de elementos que no se cuentan en este momento, pero debido a la deserción del hombre hacia la ciudad desde la nacionalización del petroleo, esto se puede volver a tomar y aprovechando que nadie tiene el ojo puesto en una semilla que deja más dividendo al fluctuar a favor del inversionista más rápido que el oro, el petroleo, y la misma divisa americana como tal.

¿Qué es lo que ha llamado la atención de los inversores en los últimos años al sector de la agricultura? Que los precios de las materias primas agrícolas han aumentado a un ritmo acelerado, sobre todo desde que el gobierno le puso la mano a una empresa que era fundamental para el desarrollo del país, estos cambios pudieron palparse con más fuerza en nuestro país y eso nos indica que es un excelente sector para iniciar a invertir desde ya.

Pero adivinen, aun que usted no lo crea, este incremento en el precio de los productos agrícolas es uno de los factores que ha despertado el apetito de los inversores a nivel internacional y en especial en la semilla del merey, porque utilizan una mezcla de táctica y estrategia al momento de tomar sus decisiones financieras. Según informes internacionales, la agricultura es una buena inversión táctica. ¿El motivo? El equilibrio entre la oferta y la demanda de los productos agrícolas se puede producir en los próximos cinco años. Además, también presenta fuertes ventajas estratégicas como, por ejemplo, cubrir los riesgos de esta hiperinflación.

Estimamos que en los próximos años, el crecimiento económico y demográfico de las potencias emergentes probablemente derivará en un incremento de la demanda de los productos agrícolas. Sin embargo, hasta que no llegue ese momento, la producción insuficiente y la falta de disponibilidad de créditos impedirán que exista una respuesta equitativa a la oferta.

En fin, podemos resumir que los productos agrícolas tan sólo están en la etapa inicial de un periodo a largo plazo y en Venezuela es cuando debemos apostar a ello, nosotros ya lo hemos palpado y seguiremos apostando a ello. Si deseas saber más sobre este tema puedes ingresar a nuestro foro informativo de Whatsapp, haciendo click acá..!

761total visits,3visits today

Esta entrada tiene un comentario

  1. Excelente artículo, me enseño mucho..!

Deja un comentario

Cerrar menú
1
×
Hola, estamos disponibles en Whatsapp para ti, ¿Como podemos ayudarte?
×
×

Carrito